-->

El estilo vintage

pintura vintage

Decora estilo vintage tus paredes

Cuando hablamos de decoración Vintage nos referimos a un estilo decorativo que integra objetos del siglo pasado, en especial desde los maravillosos años veinte hasta las décadas de los 60, 70 y 80, es decir en cualquier caso nunca serán antigüedades de más de 100 años. El gusto por el estilo vintage crece continuamente, cada vez gana más adeptos, y aporta notas de sofisticada elegancia a cualquier espacio.

El estilo vintage en pintura

También se pueden pintar las paredes con estilo vintage, se consiguen unos efectos sorprendentes y muy originales, ¡y se recupera una atmósfera  que creíamos olvidada para siempre! La superficie de la pared a decorar será blanca o de un color claro y liso, para que destaque el estilo vintage que apliquemos, con un color fuerte, y nos servirá igual para la aplicación aunque esta pintura base esté en la pared desde hace tiempo. Dispondremos de un cepillo o escoba de los clásicos que se venden en cesterías o tiendas de jardinería, a base de fibras vegetales, un rodillo aplicador, la pintura elegida y unos guantes.

Comenzaremos a trabajar, utilizando unos guantes, pintando de manera homogénea la pared a decorar, con el color de tonalidad fuerte elegido. Al terminar de pintar toda la pared, y antes de que se seque, haremos pasadas con la escoba desde la parte superior a la inferior, apretando bien, para que queden bien definidas las líneas que dejarán ver el color claro de la superficie de base que tenía la pared. Este efecto, una vez seco, dará un aspecto realmente vintage a una de las paredes de tu estancia, por ejemplo el salón, y podrás completar la decoración con objetos vintage industrial, los más genuinos, que darán el toque final a este estilo tan original en cualquier ambiente.

El estilo vintage en lofts

La necesidad de dar uso residencial a espacios industriales que habían quedado abandonados dio lugar a este estilo decorativo. Naves industriales, oficinas, almacenes, comenzaron a utilizarse como viviendas a partir de la segunda mitad del siglo pasado. Todo esto ha llevado a un tipo de solución de habitabilidad que hoy día tiene un importante espacio en la oferta inmobiliaria: Los lofts. Son zonas muy diáfanas sin apenas divisiones, resaltando los materiales de la construcción, dándoles protagonismo a vigas metálicas, estructuras de hormigón, muros de carga, columnas, como elementos decorativos, y con una decoración mínima.

En cuanto a las paredes, el estilo vintage apuesta por las paredes tal como son, sin ninguna aplicación de yeso lucido o pintura decorativa, están desnudas y queda a la vista el material utilizado para su construcción: Cemento, ladrillo, hormigón, piedra, con un mínimo retoque para eliminar aristas o desperfectos muy evidentes, y haciendo resaltar sus rugosidades naturales y colores, lo que otorga a la zona una fuerte personalidad que se extiende y conforma también la de las personas que las habitan. El encanto del vintage es hacer confortable y habitable un espacio de paredes que nos muestran sus rocas, ladrillos, cemento, con sus colores naturales, sin artificios y con toda la fuerza visual y decorativa que desprenden estos materiales. Si te parece original y va contigo este estilo vintage, no dejes de intentarlo. Tus pintores profesionales podrán aconsejarte sobre las técnicas más sencillas para llegar a conseguir atrapar en una zona de tu hogar el atractivo de lo decadente.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies